Uncategorized

Los padres sobreprotectores y sus consecuencias.

Saludos amigos de steemit,

 

¿Son ustedes padres sobreprotectores ?

 

Cuidado con las consecuencias para tus hijos. Querer proteger a nuestros hijos es parte de la naturaleza y del instinto de los padres, pero no debemos exagerar, especialmente cuando los niños crecen.

Los padres sobreprotectores solo piensan en el bien de sus hijos, pero no se dan cuenta de que con su comportamiento podrían tener consecuencias negativas. De hecho, los hijos de padres sobreprotectores pueden tener dificultades para volverse autónomos e independientes.


Source

Consecuencias de los padres sobreprotectores en los niños.

 

Los niños no logran explorar el mundo, su misión más importante al comienzo de la vida, si los padres no les dan la libertad adecuada y están constantemente comprometidos a protegerlos incluso de peligros que no existen.

A los niños de padres sobreprotectores les resultará difícil manejar sus propios problemas si no han aprendido a resolver las dificultades de forma independiente, debido a que los padres han querido resolverles todo y no dejan que ellos analicen la situación.

Si los padres siempre están con sus hijos, los niños tenderán a dirigirse a mamá y papá para encontrar respuestas y soluciones sin tratar de usar su ingenio.

Los niños suelen ser temerosos y no tienen confianza en sí mismos, todo a su alrededor les parece peligroso y esto puede paralizarlos.

Los padres tratan de proteger a sus hijos para asegurarse de que las vidas de los niños estén menos estresadas, pero obtienen exactamente el efecto contrario. Los hijos de padres sobreprotectores pueden experimentar ansiedad y depresión.


Source

A algunos padres les gustaría que sus hijos vivan una vida perfecta, olvidando que la perfección no existe. Los niños pueden tener dificultades para desarrollar una autoestima saludable que les haga progresar en la vida como personas asertivas y capaces de superar dificultades incluso sin el apoyo de sus padres.

A veces, los padres sobreprotectores simplemente no pueden soportar que sus hijos tengan que enfrentar dificultades para lograr resultados, por lo que siempre los ayudan. De esta manera, los niños no tendrán la oportunidad de probar y desarrollar sus habilidades personales y, en consecuencia, ni siquiera desarrollarán confianza en sí mismos.

Cuando los padres hacen todo por sus hijos, o en lugar de sus hijos, les impiden madurar y convertirse en adultos. Una de las tareas más importantes de los padres es preparar a sus hijos para que sean adultos independientes con una autoestima saludable y confianza en sí mismos.

Es correcto que los padres ayuden a sus hijos cuando enfrentan dificultades insuperables, pero al mismo tiempo no deben asfixiarlos ni reemplazarlos cuando se trata de resolver los pequeños problemas de la vida cotidiana.

Solo al darles a sus hijos la libertad y autonomía correctas podrán evitar consecuencias no deseadas para sus vidas.

Referencias:

Referencia 1
Referencia 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *